“La llave de Dalí”: el documental que busca plasmar la incesante búsqueda de una verdad artística

0
53



En una nueva versión de DocsBarcelona, en el apartado de “Sesiones Especiales” y con la participación de David Rodríguez en un coloquio, se llevó a cabo la proyección de “La llave de Dalí”, largometraje que plasma la incansable lucha de un hombre, que asegura poseer una de las tantas aclamadas obras del surrealista, Salvador Dalí, así como también haber descubierto un importante código numerológico ideado por el ya fallecido artista.

Rodríguez, director de la pieza comentó que la idea central del montaje surgió de forma un tanto circunstancial, pues al escuchar la historia desde el propio Tomeu, el interés fue inmediato. “Me contó que él había comprado una obra en un anticuario en 1989 y que, desde el primer momento, pensó que podría ser de Dalí. Tras esto, empezó a realizar una serie de pruebas, a investigar y fruto de esa investigación, manejaba indicios concretos de lo que en un principio fue una suposición”.

Durante dicho proceso, Tomeu se vio frente a un importante descubrimiento: un código secreto que Dalí afirmó utilizar en muchas de sus pinturas. Rodríguez, explicó que todo esto sucedió cuando la obra aún no tenía un certificado de autenticidad: “Tomeu se había puesto en contacto con Nicolás Descharnes, uno de los más grandes expertos en el trabajo de Dalí. A mí juicio, todo era muy interesante, por lo que le propuse a Tomeu acompañarlo en este último paso y así dar a conocer todo lo que él había descubierto de Salvador Dalí respecto a un posible código numerológico que el artista utilizaba para encriptar mensajes mayormente relacionados a su vida personal”.

En cuanto al proceso de elaboración, David, líder de la productora Mallorca Video, relató que en una primera instancia resultó complejo, debido a los años que arrastra la historia, de los que no existe un registro apropiado o documentación. “Nos planteamos el reto de recrear lo que habían sido esos 25 años aproximadamente y bueno, todo eso llevó a un importante trabajo de dirección junto con Tomeu, lo que fue entre divertido y a veces complejo, puesto que él no era actor, sin embargo, el resultado fue muy bueno gracias a su disposición”.

Asimismo, detalló en lo que fue la etapa final, pues no sabían cuál sería el veredicto y cómo sería la conclusión de todo este viaje. “Los dos años que estuvimos grabando con Tomeu se desarrollaron entorno a una incógnita, no sabíamos con lo que nos encontraríamos en el camino, si es que iba a recibir la certificación o no. Quizás fue un periodo de rodaje más sencillo pero no por eso menos desafiante e incierto”.

El autor de “La llave de Dalí”, señala que tras el veredicto, inició el proceso de montaje que abarcó ensamblar todas las piezas de la mejor forma posible, para así dar prioridad a la banda sonora, aspecto que considera fundamental para poder contar e hilar la historia y brindarle la emoción necesaria.

David Rodríguez, comenta que la experiencia de trabajar con Tomeu del Amo se basó en la confianza, que luego de tres años culminó en una gran amistad. “Al conocerlo todo fue avanzando, a medida que grabábamos e íbamos compartiendo experiencias te sorprendía, ibas viendo nuevas facetas de su personalidad y no sólo como artista, sino también en cómo enfrenta la vida. Fue descubrir a alguien muy inteligente que al final gracias a esa inteligencia y a esa metodología científica, consiguió probar lo que siempre supo, es decir, que una obra que todo el mundo consideraba que no tenía ningún tipo de valor es un cuadro de Salvador Dalí”.

Un rasgo que se destaca a lo largo de la pieza audiovisual, guarda relación con la capacidad de Tomeu de observar más allá de la superficie de las pinturas de Dalí, pues al investigarlas y ser corroboradas por los expertos, constituyen increíbles hallazgos en el campo de la numerología, como también el aporte que este código le brinda a la obra daliniana. “Esta es una faceta que a mí, personalmente, me ha llamado mucho la atención, ya que esa tozudez y esa constancia lo llevaron a concretar algo en lo que él creía. Es una característica muy interesante y creo que lo hemos plasmado de buena manera en el documental”.

Respecto al énfasis que se le brinda a esta lucha por alcanzar la verdad, el director de la apuesta, puntualizó tal aspecto corresponde a la narrativa que desde un principio quiso abordar. “Esto es algo que desde un primer momento tenía muy claro, porque la lucha de este artista, la pelea por demostrar que él tenía razón, es un conflicto que se puede trasladar y aplicar en todo el mundo, cuando compañías telefónicas nos quieren cobrar una factura de más, nos quieren hacer creer que no tenemos la razón. Las grandes empresas no entienden razones y las personas diminutas tienen poco que hacer”.

Frente a ello, agregó: “Se desarrolla una lucha de David contra Goliat y eso es justamente lo que enfrenta Tomeu, un hombre común radicado en Mallorca que por casualidad encontró algo que parecía grande, lidió con negativas por mucho tiempo y tuvo que luchar 25 años para demostrar lo que desde un principio supo que era cierto, que esa obra era auténtica”.

El productor español profundiza en que esa búsqueda de la verdad que Tomeu consiguió y que muchos intentan pero no logran, debido a que no poseen las herramientas o desconocen los métodos. “Es ahí donde creo que la historia conecta con el público, finalmente, quienes ven el documental quieren que Tomeu lo consiga porque sienten de alguna u otra forma que la historia retratada en cierta medida es también la suya”, concluyó.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here